Estás en: Noticias

Esta primavera sumérgete en el paisaje asturiano paseando por la ruta de las xanas.

A menos de 30 minutos de Gijón, os proponemos un hermosísimo y completo paseo por la naturaleza de Asturias asequible para toda la familia.
06.03.2017
El desfiladero de las xanas se encuentra entre los concejos asturianos de Santo Adriano, Proaza y Quirós, su punto de inicio no está muy distante del de la ruta del oso y podemos considerarla un auténtico monumento paisajístico que capta como pocos la belleza de este rincón del norte de España.
Su nombre hace honor a las xanas, hadas de lasfuentes en la mitología astur
.La senda fue tallada en la roca, en un antiguo proyecto para conectar por carretera, allá por los años 30 del pasado siglo, los pueblos de Pedroveya, Rebollada y Dosango con el valle del Trubia.
El proyecto se abandonó, pero los trabajos y perforaciones en la roca permitieron hablitar la senda.
La ruta no es excesivamente larga ni exigente, apenas 4 kilómetros, sin embargo es sumamente entretenida y variada.
En nuestro caminar hacia Pedroveya, iremos atravesando varios túneles esculpidos en la piedra, puentes y una gran variedad de paisajes. Tras una pequeña garganta de piedra y un túnel comienzan los precipicios y los mayores desniveles, que así y todo nunca llegan a ser excesivos.
El paisaje es muy pedregoso y es asombroso ver los arbolillos colgantes suspendidos en el vacío por capricho de la naturaleza. El cauce del río se escucha de fondo porque la fuerza del torrente es brutal, pero la densidad de la masa forestal impide ver una sola gota de agua blanca.
El sendero dibuja las laderas de la montaña y llega a la parte mas escarpada y emocionante del desfiladero
excursion.
La senda sale del estrecho y se interna en un espeso bosque lleno de vida, donde todo suena a cuento y magia.
El camino recorre el bosque y atraviesa el río de las Xanas por un rústico puente de madera. En las orillas del arroyo crecen saucen, olmos, hayas, castaños y avellanos, convirtiendo la arboleda en una jungla de troncos. Finalmente se sale a un territorio abierto de prados de siega y con aires de valle alpino.
Tras recorrerlo llegaremos al pueblo de Pedroveya y al final de nuestra travesía.
Allí si queremos reponer fuerzas podermos degustar una magnífica fabada casera en uno de los negocios tradicionales más auténticos y conocidos de la zona, Casa Generosa.








ruta de las xanas 2